Debatir acerca de la participación de ambos géneros en la actividad científica – tecnológica venezolana y su implicación en la producción del conocimiento impulsó la realización del conversatorio “Equidad de género en la ciencia”. El evento, organizado por un grupo de investigadores del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), promovió el análisis de la actuación de hombres y mujeres tanto en la generación del conocimiento, como en la toma de decisiones en instituciones dedicadas a la ciencia.

“Discutir sobre este tema nos ayuda a contar más herramientas para ofrecer aportes a la reforma de la Ley del Ivic, con miras a fomentar la equidad de género en el quehacer científico”, destacó la investigadora del Centro de Ecología del Ivic, Beatriz López, quien forma parte del equipo organizador del conversatorio.

 photo Participaron investigadores y estudiantes de diversas instituciones. Foto Marie Fuzeau.jpg

Las especialistas en la disciplina de estudios de género, Vanessa Azuaje – docente de la Universidad Experimental Simón Rodríguez (Uners) – e Iraima Mogollón – licenciada en Letras y Magíster del Ivic en Estudios Sociales de la Ciencia- dieron a conocer sus trabajos de investigación en torno a este tema, con la finalidad de propiciar el debate.

“Actualmente las mujeres venezolanas alcanzan grados universitarios en mayor proporción que los hombres, pero todavía hay poca representación de ellas en cargos de toma de decisiones en las instituciones científicas”, explicó Azuaje. Según los datos recolectados por el trabajo “¿Visibilidad o invisibilidad de la mujer en la ciencia en Venezuela?” elaborado por Azuaje, en las direcciones de los centros de investigación del Ivic se observa una mayor presencia masculina.

 photo mujerciencia2.jpg

Para el año 2009 se contaban 10 hombres como jefes de departamento, mientras que 4 mujeres cumplían con la misma función. Por su parte, la distribución por sexo en las subjefaturas fue más equitativa al registrarse 5 hombres y 4 mujeres en el cargo. En el caso de las jefaturas de laboratorios la brecha entre ambos géneros fue mayor, al contarse 48 hombres y 12 mujeres.

Los datos fueron elaborados por construcción propia de la autora, a partir de la Ley de Presupuesto 2010 y pertenecen a una serie de cuadros comparativos donde se presenta la distribución por sexo del personal de investigación en ciencia y tecnología perteneciente a los entes adscritos al Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeuct).

 photo mujerciencia4.jpg

Promoviendo la equidad

La discriminación no implícita tiene su origen en la determinación de roles sociales específicos a cada género. Este proceso histórico ha asumido a la mujer como la responsable del cuidado de la familia y el hogar, mientras que el hombre ha estado comprometido con la búsqueda del sustento económico.

Por dicha razón, las representantes del sexo femenino han tenido que compartir su tarea de cuidado con las actividades académicas y laborales. “El hogar demanda una inversión de tiempo importante para las damas, lo que reduce su capacidad de presentar proyectos de investigación para ser más productiva y competitiva en el mundo científico”, precisó la docente de la Uners en el encuentro realizado en la sede de la Universidad Nacional Experimental de las Artes (Unearte).

Históricamente la carrera científica ha sido caracterizada por valores asignados a los hombres, tales como la objetividad, la competencia y la racionalidad. Estas categorías ponen en desventaja a las féminas a la hora de las evaluaciones de desempeño establecidas, pues deben cumplir con ellas y con las exigencias del hogar.

 photo mujerciencia3.jpg

A través de los estudios de género se pueden vislumbrar nuevos caminos para formular políticas públicas que garanticen una incorporación equitativa de los diferentes géneros en el área científico – tecnológica. “Nos ayudan a develar cómo en la ciencia esas desigualdades podrían superarse apostando por la equidad y la justicia social en el campo del conocimiento”, afirmó Iraima Mogollón.

La discusión en torno a la manera de comprender a la ciencia debe prevalecer en la construcción del cuerpo de leyes que rigen esta actividad. “Estamos estudiando de la mano de los expertos en el tema cómo debería ser la participación de ambos géneros en la producción de conocimientos y en los cargos relacionados a ella, con la intención de ampliar el debate en torno a la reforma de la Ley del Ivic”, explicó la investigadora de la institución, Beatriz López. El conversatorio contó con la asistencia de investigadores y estudiantes de diferentes instituciones dedicadas a la ciencia y a la docencia.

Fuente: Prensa IVIC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.