En la primera observación astronómica del año 2015 organizada en el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), se visualizó el paso del cometa C/2014 Q2 “Lovejoy” cerca de la Tierra. La estela verde del cuerpo celeste fue vislumbrada a través de los telescopios de la Unidad de Divulgación y Socialización de la Física del instituto, el pasado 26 de enero cuando el cometa se aproximó al Sol.

Más de 30 personas pertenecientes a la comunidad del Ivic se dieron cita desde las 6:00 pm en la plaza Bolívar y Bello para disfrutar de la actividad. También se observaron la Luna, el planeta Júpiter, la nebulosa de Orión y diversos cúmulos estelares bajo la guía del personal de la unidad.

 photo cometalovejoy.jpg

El cometa “Lovejoy” empezó a observarse a simple vista a comienzos de 2015 y se estima que se pueda apreciar hasta mediados de febrero. Fue descubierto en 2014 por un astrónomo aficionado australiano, llamado Terry Lovejoy La noche de observación astronómica en el Ivic coincidió con el recorrido que hizo el asteroide 2004 BL86 cerca de la Tierra, siendo el mayor acercamiento entre estos cuerpos registrados en los últimos 200 años.

El evento se pudo visualizar desde diferentes países del mundo a través de telescopios y binoculares de gran potencia, descubriéndose que el asteroide poseía una pequeña luna en torno a él.

La Unidad de Divulgación y Socialización de la Física aproxima a la comunidad los conocimientos sobre física, astronomía y robótica a través de diversas actividades pedagógicas y vivenciales. Como parte de las estrategias para promover este acercamiento, mantiene tres programas fijos a saber: Ciencia y Universo, proyecto Eratóstenes Unawe Países Andinos para la medición de las dimensiones de la Tierra, ciclo de charlas “Ciencia Contigo” y el planetario digital itinerante que recorre todo el país.

 photo cometalovejoy2.jpg

Colas celestes

Los cometas son restos de materia proveniente de los inicios del Sistema Solar, que data de aproximadamente 4.600 millones de años atrás, por lo que son considerados fuente de información importante para develar sus orígenes. Estos cuerpos celestes son descritos como una bola de hielo compuesta por agua, metano, dióxido de carbono, silicio y salpicada por polvo. Tienen una trayectoria elíptica, parabólica e hiperbólica y siempre están en movimiento.

Al acercarse al Sol las altas temperaturas subliman los hielos y los convierten en gases. Este fenómeno es el responsable de que se observen largas colas cometarias a manera de un haz de luz que recorre el cielo.

Fuente: Prensa IVIC, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.