El 30 de agosto se conmemora el Día Internacional del Tiburón Ballena (Rhincodon typus), el pez más grande que existe, con más de 12 metros de largo y un peso que supera las 20 toneladas; especie amenazada por la pesca ilegal, los choques con embarcaciones y la contaminación.

Aunque es común verlo cerca de las costas cálidas de todo el mundo, vive en mar abierto, cerca de la superficie, y a diferencia de otros tiburones no cuenta con colmillos, por lo que no es peligroso para el ser humano. Se alimenta de pequeños peces y calamares, pero principalmente de plancton (organismos microscópicos), el cual filtra al hacer pasar cientos de litros de agua por sus branquias.

 photo tiburonballena1.jpg

El tiburón ballena enfrenta las mismas amenazas que sus parientes carnívoros como la pesca comercial, la pesca incidental, los choques con embarcaciones y sobre todo la contaminación del agua. Es por eso que, aunque no existe un censo de sus poblaciones, está catalogado como especie amenazada.

Estos impresionantes peces han encontrado una esperanza en el turismo sustentable, que genera una importante ingreso económico y ha motivado a pescadores, comunidades y autoridades a preservarlos a través de áreas marinas protegidas, campañas de educación ambiental, así como programas de investigación y monitoreo, pues todavía es muy poco lo que sabemos sobre este titán de los océanos.

Fuente: http://www.pronatura.org.mx, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.