La tauromaquia debe desaparecer, eso está claro, pero no lo hará por sí sola. Mucha gente es profundamente aficionada o vive directa o indirectamente de ella, y lucharán por mantenerla. En cuanto a la clase política, [email protected] sabemos a qué tipo de intereses responden. Si queremos que la tauromaquia desaparezca, deberemos ser [email protected], [email protected] que nos oponemos a la misma, quienes la hagamos desaparecer.

Es una idea extendida entre [email protected] [email protected] que, con el simple paso del tiempo, las corridas de toros desaparecerán. Además de pecar de exceso de optimismo, esta idea desprecia a los miles de toros que mueren cada año (más de 30.000) y tiene el peligro de que [email protected] [email protected] nos acomodemos en el sofá a dejar pasar el tiempo.

 photo toros2_zps7ddfe255.jpg

Los cambios sociales nunca han ocurrido de forma espontánea, sino como consecuencia de luchas intensas y continuadas. Es necesario precipitar los acontecimientos e incidir en nuestro entorno para generar un clima de rechazo a la tauromaquia que presione por su abolición. Convocatorias públicas contribuyen a la creación de ese clima, pero no son lo único que se puede hacer al respecto. Cada [email protected] de [email protected] tiene un gran potencial de actuación en su día a día, y más aún si nos juntamos con quienes comparten nuestros intereses. Las opciones para que se escuche nuestra voz son incontables, el único límite es nuestra imaginación.

Por otra parte, nos gustaría aprovechar esta oportunidad para lanzar una reflexión. “Tauromaquia abolición”. Por supuesto. Pero, ¿y las granjas y los mataderos? También. No vemos ningún sentido a indignarse por la muerte del toro en el ruedo y a despreciar el sufrimiento de las vacas lecheras y de las terneras. Si nos oponemos a la tauromaquia es porque pensamos que los toros son individuos con necesidades e intereses propios, con capacidad de sentir, exactamente igual que las vacas y que los demás animales. No están aquí para satisfacernos, al igual que [email protected] no estamos aquí para satisfacer a nadie.

 photo toros4_zps33518771.jpg

Miles, millones de animales no humanos viven en condiciones de esclavitud debido a que los utilizamos para diferentes propósitos (alimento, vestimenta, experimentación, entretenimiento, compañía, etc.). Podemos seguir perpetuando esta situación u oponernos activamente a ella, rechazando los productos obtenidos de su explotación, difundiendo su situación y boicoteando a quienes se benefician de su esclavitud.

Vemos la lucha por la liberación animal íntimamente relacionada con las demás luchas que se oponen la dominación de unos individuos sobre otros. El esquema mental de toda dominación es siempre el mismo: se elige un criterio (especie, raza, sexo, dinero, etc.) y en base a este criterio se discrimina entre individuos superiores e inferiores, dando como resultado una relación entre ambos grupos de individuos de sobra conocida: opresores y oprimidos.

toros3

Tanto la Tierra como los animales (humanos y no humanos) están siendo masacrados por quienes buscan el beneficio económico sobre todas las cosas, con el apoyo de quienes buscan el beneficio político sobre todas las cosas y ante la pasividad de quienes sólo buscan el beneficio individual.

Hay mucho por hacer. Hagámoslo. No nos creamos ni que “las cosas son así”, ni que “todo cambiará”. Merece la pena intentarlo. Por los demás animales y por [email protected] [email protected]

Abolición de la tauromaquia y liberación animal.
Asamblea Antiespecista de Madrid

Fuente y más información: www.acabemosconlatauromaquia.com

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.