Las observaciones de la sonda de anisotropía de microondas wilkinson (WMAP), de la NASA, permitieron determinar con un alto grado de exactitud y precisión la edad del Universo -13 mil 770 millones de años- y la densidad de los átomos.

Además se conoció la densidad de la materia no atómica o la época en que las primeras estrellas comenzaron a brillar, indicaron investigadores de la Universidad Johns Hopkins, Estados Unidos.

Escrito en el cielo

Las imágenes de WMAP también apoyan la teoría de la expansión del Universo, durante la cual se generaron pequeñas fluctuaciones que con el tiempo crecieron hasta formar galaxias. Nueve años de trabajo y una ardua labor de investigación del equipo de expertos dirigidos por el astrofísico Charles L. Bennett, fueron necesarios para consolidar los datos recogidos por WMAP.

Los nuevos conocimientos adquiridos son cerca de 68 mil veces más precisos, y han convertido a la cosmología de ser «con frecuencia un campo de la especulación salvaje a una ciencia de precisión», indicaron los especialistas.

«Es casi milagroso. El Universo ha codificado su autobiografía en los patrones de microondas que observamos a través de todo el cielo. Cuando lo descodificamos, el Universo revela su historia y contenido. Es sorprendente ver encajar todo en su lugar», explicó Bennett. WMAP fue lanzado el 30 de junio de 2001 y se ubicó cerca del segundo punto de Lagrange del sistema Tierra-Sol, a un millón de millas de la Tierra en la dirección opuesta al Sol.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.