Cerca de mil toneladas del meteorito de Chelíabinsk llegaron a la Tierra, un 10% de la masa inicial, y el resto se convirtió en polvo y se dispersó en la atmósfera, explicó el director del Instituto Vernadsky de Geoquímica y Química Analítica, Erik Galímov.

«Sobre la Tierra cayeron unas mil toneladas del meteorito, no más del 10% de su masa inicial. Recogimos unos tres kilogramos con nuestras propias manos y también los aficionados se quedaron con alguna cantidad», dijo el investigador.

 photo meteorito4_zpsf8f2fbde.jpg

Impacto suavizado

Recordó que el meteorito originalmente pesaba entre 10.000 y 18.000 toneladas y medía entre 17 y 20 metros. «La recogida de sus fragmentos se parecía a la recogida de hongos. Andábamos por la nieve y buscábamos agujeros sospechosos», relató Dmitri Badiukov, jefe adjunto del Laboratorio de Meteorítica del Instituto Vernadsky. El laboratorio de Meteorítica, dijo que la potencia de la explosión que hizo el asteroide sobre Chelíabinsk no superó un kilotón.

«Los meteoritos pierden en la atmósfera hasta el 90% de su masa, que se dispersa en forma de polvo. Lo mismo ocurre con la energía. La energía total fue de 500 kilotones, pero en Chelíabinsk apenas alcanzó un kilotón», afirmó el científico.

El 15 de febrero pasado, un meteorito cayó sobre la ciudad rusa de Chelíabinsk, en la región de los Urales. No causó víctimas mortales, afortunadamente, pero más de 1.500 personas necesitaron asistencia médica. Además, numerosas viviendas, colegios, hospitales, universidades y guarderías se quedaron sin cristales en pleno invierno, a 10 grados bajo cero.

Fuente: Ria Novosti, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.