Un fósil de serpiente hallado en Portugal es el segundo más antiguo del que se tiene constancia, con 155 millones de años, antigüedad que puede ayudar a saber más sobre el origen de estos reptiles.

Ésta es una de las principales conclusiones de un grupo de científicos de la Universidad de Alberta, en Canadá, responsable de analizar los restos hallados en Portugal y cuyo descubrimiento fue confirmado por el director del Museo Geológico de Lisboa, Miguel Ramalho, en cuyas instalaciones se encuentra el fósil.

 photo serpiente1.jpg

Buscando a la primera serpiente

Estos restos fueron encontrados por investigadores de la Universidad Livre de Berlín hace más de treinta años en una mina de carbón de la localidad lusa de Leiria, hoy abandonada. La mina, según Ramalho, es conocida por la gran cantidad de fósiles de animales y plantas del período Jurásico superior que se pueden encontrar en ella, algunos con más de 160 millones de años.

Al hallazgo portugués solo lo supera un fósil encontrado en Inglaterra con más de 167 millones de años de antigüedad. El fósil de la serpiente portuguesa -llamada «Portugalophis lignites«- es el más grande entre los restos de este reptil más antiguos del mundo.

En opinión de los investigadores, la distribución geográfica de los fósiles encontrados y la anatomía del cráneo y del esqueleto de esos ejemplares indican que hay otros fósiles aún más antiguos, aunque todavía no han sido encontrados, lo que supone un nuevo dato sobre el origen de las primeras serpientes.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.