El satélite europeo geoestacionario Meteosat-10 obtuvo fotos del meteorito antes de que sus fragmentos se precipitaran este viernes cerca de la ciudad rusa de Cheliábinsk, en la región de los Urales.

La imagen ha sido publicada en la página de la Organización Europea para la Explotación de Satélites Meteorológicos del portal Flickr.

 photo meteoritorusia_zpscfb9f8df.jpg

Nubes de vapor

En la foto se aprecian nubes de vapor originadas en la atmósfera por la caída del meteorito. El satélite geoestacionario se encuentra considerablemente al oeste de Cheliábinsk, por lo que la foto ha sido sacada desde la parte lateral.

La imagen fue captada por la herramienta SEVIRI, diseñada para monitorear el estado de la atmósfera y equipado con 12 canales que son sensibles a diferentes longitudes de onda de la luz.

La caída del meteorito la mañana del 15 de febrero fue avistada no sólo por residentes de Cheliábinsk, sino también por los habitantes de las provincias de Tyumén, Sverdlovsk, Kurgán, y los habitantes de la vecina república ex soviética de Kazajstán.

 photo meteoritorusia3_zpse169b1d1.jpg

El más grande en 100 años

Este cuerpo celeste resultó ser el mayor objeto espacial registrado en más de un siglo que golpea la Tierra desde el fenómeno Tunguska, que afectó a Siberia en 1908, informa el semanario de ciencia ‘Nature’

Los datos infrasónicos recabados por una red diseñada para calibrar la potencia de los ensayos de armas nucleares sugieren que la explosión del meteorito liberó cientos de kilotones de energía, mucho más que la prueba nuclear realizada por Corea del Norte hace unos días. 

«Fue un fenómeno muy, muy potente», sostiene Margaret Campbell-Brown, astrónoma de la Universidad de Western Ontario en London, Canadá, que ha estudiado los datos de dos estaciones de infrasonido cerca del lugar del impacto.

 photo meteorito4_zpsf8f2fbde.jpg

15 metros de diámetro y 40 toneladas de masa

Sus cálculos muestran que el meteorito era de aproximadamente 15 metros de diámetro cuando entró en la atmósfera, y de una masa de alrededor de 40 toneladas. «Eso lo convertiría en el objeto registrado más grande que golpea la Tierra desde Tunguska», explica la astrónoma.

El meteorito apareció en el cielo en torno a las 09:25 hora local (03:25 GMT) en la región de Cheliábinsk, cerca de los montes Urales. La bola de fuego encegueció a los conductores y transeúntes, mientras que la onda expansiva rompió ventanas y causó daños en cientos de edificios en la región.

Los heridos, que ascienden a 1.200, fueron alcanzados en su mayoría por cristales de ventanas rotas, informó el ministerio de Emergencias ruso.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.