Una de las tormentas más grandes jamás vistas en Saturno pudo haber sido víctima de sus propias dimensiones, asfixiándose a sí misma.

La «Gran tormenta de Primavera» fue un torbellino colosal que arrasó Saturno durante un periodo récord de 267 días entre los años 2010 y 2011.

 photo tormentasaturno_zps22dc2e45.jpg

Preguntas sin respuesta

La tormenta adquirió tales dimensiones que envolvió el hemisferio norte del planeta y su cabeza alcanzó a juntarse con su propia cola. Incluso después de la «muerte» de la tormenta, el planeta siguió sintiendo sus efectos. No en vano, el fenómeno generó el vórtice más grande y de mayor temperatura jamás visto en el sistema solar.

Gracias a la sonda espacial Cassini los científicos de la NASA pudieron ver el espectáculo increíble de la desaparición de la supertormenta, y obtuvieron unas imágenes espectaculares del acontecimiento.

 photo tormentasaturno3_zps9d7e4d92.jpg

Se trata de la primera vez que los científicos captan una tormenta que se autodestruye de esta manera. El equipo científico todavía no puede explicar a qué se debió esta extraña desaparición de la tormenta.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.