Los perros son más fáciles de entrenar que los gatos, pero eso se puede deber a que evolucionaron para cazar en manada, cooperar con otros perros y seguir a un líder.

Su memoria requiere ser constantemente reforzada porque, en caso contrario, olvidan rápidamente. Pero pueden sentirse recompensados, al igual que los niños, con solo darles un poco de atención.

Photobucket

Mapas mentales

La evolución de los gatos se orientó hacia la cacería solitaria y ellos son mucho más desconfiados. Pueden ser entrenados, como los perros, pero a diferencia de ellos carecen del deseo de complacer y exigen una recompensa específica, como comida.

Photobucket

Existe evidencia de que los gatos pueden recordar eventos específicos más tiempo que los perros, pero ambas especies tienen una memoria excelente para recordar lugares y personas, lo que les permite elaborar complejos mapas mentales de sus hábitats y encontrar el camino de regreso a casa.

Fuente: BBC Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.