El ser humano extinguió la megafauna australiana hace alrededor de 40 mil años por la caza intensiva, sugirieron un grupo de científicos en una publicación especializada.

Tras la llegada de humanos a Australia desapareció la megafauna en la que abundaban marsupiales como el diprotodontes, tan grande como un rinoceronte, aves, reptiles o monotremas.

Photobucket

Análisis de esporas

Ello produjo un aumento de los arbustos esclerófilos de hojas duras resistentes a la sequía en regiones no desérticas, indicaron investigadores de la universidades Nacional Australiana y de Tasmania en la revista científica Science.

Tales resultados se apoyan en un análisis de esporas de sporormiella encontradas en dos núcleos sedimentarios del Cráter de Lynch, pantano fosilizado que se halla en el noroeste del estado de Queensland.

Photobucket

Polémica

Este análisis demostró también que en los últimos 80 mil años ocurrieron dos importantes cambios climáticos en los que la Tierra se enfrió y se calentó, pero estos no tuvieron un impacto en la presencia de la sporormiella.

Paleontólogos que no intervinieron en el estudio están en desacuerdo con las conclusiones porque consideran que no existe relación entre las esporas y la desaparición de los grandes animales en Australia y sostienen que la megafauna australiana se extinguió antes de la llegada de los humanos.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.