La revista especializada Sciencie publicó recientemente evidencias de que las grullas aprenden las rutas migratorias de sus congéneres más viejos. Asimismo, la investigación plantea que estos animales se orientan mejor a mayor edad para llegar a su destino.

Según los autores del estudio, la capacidad de las grullas para adherirse a la ruta aumenta de manera constante desde el primer hasta el quinto año y se mantiene más o menos inmóvil a partir de ese momento. Los científicos evaluaron las migraciones de las grullas blancas desde las zonas de reproducción en Wisconsin hacia el lugar donde invernan en Florida, ambos en Estados Unidos.

 photo grulla2.jpg

Aprenden durante toda la vida

Como resultado apreciaron que las aves que no siguieron a las mayores se desviaron 97 kilómetros del trayecto; por otro lado, las grullas que sí lo hicieron tuvieron una desviación de 64 kilómetros. Para el equipo de científicos, el hallazgo mostró qué ocurre a lo largo de la vida útil de estos animales de forma individual y probó que el aprendizaje se lleva a cabo durante muchos años.

De igual forma, los expertos indican que las grullas de mayor edad son mejores para reconocer puntos de referencia y hacer frente al mal tiempo. Esta investigación forma parte de los esfuerzos por defender a la grulla blanca, animal de América del Norte que se encuentra en peligro de extinción.

Estudios previos refieren que la migración de las aves es un fenómeno marcado por las estaciones del año que consiste en los viajes regulares realizados por muchas especies.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.