Investigadores del Museo Nacional de Ciencias Naturales (MNCN-CSIC) de España han descubierto una nueva especie de roedor que vivió durante el Mioceno Superior, hace nueve millones de años, y que ha resultado ser el eslabón perdido entre los roedores gundis africanos y sus antepasados asiáticos.

Los gundis son roedores de la familia «Ctenodactylidae», que actualmente sólo viven en ambientes desérticos del norte y este de África, de los que sobreviven cinco especies. La nueva especie encontrada ha sido hallada en Oriente Medio, donde al parecer vivió hace nueve millones de años, y ha sido bautizada por los científicos del MNCN-CSIC como «Proafricanomys libanensis», según un artículo publicado en la revista Scientific Reports.

 photo descubreneslabonperdido1.jpg

Importante hallazgo

Los científicos sabían que en su día la especie estuvo más extendida, especialmente en Asia, donde se han encontrado restos de sus antepasados que solían vivir en ambientes más húmedos.

Los roedores de la familia «Ctenodactylidae» se conocen desde finales del Oligoceno inferior (hace unos 28 millones de años) e incluían 27 especies distribuidas en 16 géneros que, en el pasado, presentaba una amplia distribución geográfica que se extendía desde China Central hasta el Noroeste de África. Los actuales gundis africanos o ctenodactílidos son roedores pequeños que, a diferencia de sus representantes asiáticos extinguidos desde el Plioceno (hace aproximadamente cuatro millones de años), viven en zonas desérticas y semidesérticas del Norte y el Este de África.

 photo descubreneslabonperdido3.jpg

La directora de la investigación, la geóloga experta en paleontología de vertebrados que actualmente trabaja en la Universidad de Bristol (Reino Unido), Raquel López-Antoñanzas, subraya que el hecho de pasar de vivir de ambientes más húmedos a zonas desérticas ha requerido un proceso de adaptación por parte de esta especie. Una adaptación que probablemente tuvo que ver con la aparición del desierto del Sáhara, hace aproximadamente siete millones de años.

La nueva especie, que comparte caracteres dentales con los miembros más primitivos de la familia (asiáticos), así como con los más evolucionados (africanos), ha rellenado esta laguna de conocimiento. Además del nuevo género de gundi, también se han encontrado otros micromamíferos como ratones, hámsteres, ardillas, lirones e insectívoros, junto con restos de cocodrilos, tortugas y peces.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.