Científicos descubrieron el primer planeta fuera del sistema solar de un tamaño similar al de la Tierra y en el que existiría agua en estado líquido que podría hacerlo habitable, según un informe publicado en la revista estadounidense Science del pasado jueves.

El descubrimiento reafirma la probabilidad de encontrar planetas hermanos a la Tierra en nuestra galaxia, la Vía Láctea, según un equipo internacional de astrónomos dirigidos por un profesional de la Nasa.

 photo Kepler186f4.jpg

El primero hallado en zona habitable

«Es el primer exoplaneta del tamaño de la Tierra encontrado en la zona habitable de otra estrella», destaca Elisa Quintana, una astrónoma del centro de investigaciones Ames de la agencia estadounidense Nasa que condujo la investigación.

«Lo que convierte este descubrimiento en algo particularmente interesante es que este planeta, bautizado Kepler-186f, tiene talla terrestre en órbita alrededor de una estrella calificada como enana, más pequeña y menos caliente que el Sol, en la zona templada donde el agua puede ser líquida», precisó.

Se considera que esta zona es habitable porque la vida, tal y como la conocemos, tiene allí posibilidades de desarrollarse, según los investigadores. Para Fred Adams, profesor de Física y Astronomía de la Universidad de Michigan, «se trata de un paso importante en la búsqueda para descubrir un exoplaneta idéntico a la Tierra».

 photo Kepler186f5.jpg

Modelos teóricos

En los últimos veinte años se han detectado cerca de 1.800 exoplanetas de los cuales una veintena están en órbita alrededor de su estrella en una zona habitable. Pero estos planetas son mucho mas grandes que la Tierra y por ello es difícil, debido a su talla, determinar si son de composición gaseosa o rocosa.

Según los modelos teóricos sobre la formación planetaria establecidos a partir de observaciones, los planetas cuyo radio es 1,5 veces inferior al de la Tierra tiene pocas posibilidades, debido a su talla, de acumular una atmósfera espesa como los planetas gaseosos gigantes de nuestro sistema solar.

«En estos años aprendimos que hay una transición neta entre los exoplanetas cuyo radio es 1,5 veces el de la Tierra», explica Stephen Kane, un astronauta de la Universidad de San Francisco y coautor del descubrimiento. «Cuando el radio es de entre 1,5 y 2 veces el del radio terrestre, los planetas son suficientemente masivos para acumular una atmósfera espesa de hidrógeno y helio», añadió.

 photo Kepler186f2.jpg

Grandes posibilidades

El exoplaneta Kepler-186f tiene un radio 1,1 veces mayor que la Tierra y entra en la categoría de planetas rocosos de nuestro sistema solar como la Tierra, Marte o Venus. «Teniendo en cuenta el pequeño tamaño del planeta tiene grandes posibilidades de que sea rocoso y de que tenga una atmósfera. Si esta atmósfera ofrece buenas condiciones el agua puede existir en estado líquido en la superficie», explicó a la agencia AFP Emelie Bolmont, investigadora de la Universidad de Burdeos, Francia, que participó en el descubrimiento.

Bolmot añadió que para estar seguros de que es realmente rocoso «habría que obtener la masa del planeta, lo cual no es posible con los instrumentos actuales». Kepler-186f se encuentra en un sistema estelar situado a 490 años luz del Sol (un año luz = 90.460 millones de kilómetros) y que cuenta con otros cinco planetas, todos de talla similar a la Tierra pero situados fuera de la zona habitables.

En noviembre del 2013 los astrónomos consideraron que existen miles de millones de planetas de talla terrestre potencialmente habitables. Esta conclusión está basada en las observaciones del telescopio espacial Kepler lanzado en el 2009 para escrutar más de 100.000 planetas similares a nuestro Sol y situados en las constelaciones de Cisne y Lira.

Fuente: AFP, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.