Investigadores de la Universidad de Tasmania, Australia, parecen haber descubierto por qué la vida en la Tierra parece estar casi detenida por más de tres mil millones de años.

Analizando rocas de antiguos fondos marinos, los expertos liderados por el geólogo Ross Large, identificaron que bajos niveles de oxígeno y de nutrientes demoraron el proceso de evolución.

 photo dinosarurio3.jpg

Comprendiendo la formación de la vida

Durante esos tres mil millones de años los niveles de oxígeno bajaron y los océanos perdieron la mayor parte de los ingredientes necesarios para que la vida se desarrollara en organismos más complejos, explica el especialista.

«Hemos analizado miles de muestras de pirita en las rocas que se formaron en el océano primitivo. Y midiendo los niveles de ciertos elementos en la pirita, utilizando una técnica desarrollada en nuestros laboratorios, hemos encontrado que podemos contar una historia muy detallada sobre la cantidad de oxígeno y nutrientes que había en el agua hace varios miles de millones de años», asegura.

 

 photo dinosarurio2.jpg

«Al principio buscábamos los niveles de oxígeno tanto en los océanos antiguos como en la atmósfera para comprender cómo se formaron los depósitos de minerales y averiguar dónde buscar esos depósitos en la actualidad. Pero resulta que la tecnología que desarrollamos para encontrar esos minerales también puede decirnos mucho sobre la evolución de la vida».

Las primeras formas de vida se desarrollaron hace más de tres mil 600 millones de años, pero luego pareció estancarse, hasta que la recuperación de los niveles de oxígeno aumentó los metales en los mares, que a su vez alimentaron la explosión de vida en el período Cámbrico, cuando las primeras criaturas vivientes comenzaron a organizarse en formas más complejas, que luego se diversificaron y crecieron.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.