El 3 de julio se celebra Día Internacional libre de bolsas de plástico, con un objetivo claro: reducir las bolsas de plástico de un solo uso. En el día a día, las bolsas de plástico se han convertido en uno de los objetos más cotidianos y también uno de los más perjudiciales para el ambiente.

Antiguamente los alimentos y mercancías se transportaban en bolsas de telas, canastas de mimbre o cajas de cartón o madera. Sin embargo en los años 60 y 70 comenzó a popularizarse el uso de la bolsa de plástico, llegando a un punto en el que se nos ha ido de las manos su producción y utilización, generando graves problemas en el planeta. Está claro que a veces la humanidad toma decisiones que nos hacen involucionar, y esta, sin duda, es una de ellas.

500 millones de toneladas de plástico

Las bolsas de plástico tardan más de 500 años en descomponerse. Se estima que cada persona gasta una media de unas 230 bolsas de plástico al año, lo que representa más de 500 billones de bolsas de plástico en el mundo. Al no ser reciclables, las bolsas quedan en el planeta perjudicando a todos los seres vivos del planeta.

A los océanos llegan cerca de 12 millones de toneladas de plásticos cada año. Estos residuos suponen una grave amenaza para las especies marinas y sus hábitats. Uno de cada seis peces que se venden en las pescaderías contiene microplásticos en sus estómagos. El plástico ya ha entrado en la cadena trófica.

Según datos de Greenpeace, la producción mundial de plásticos se acercará en 2020 a los 500 millones de toneladas.

El cambio lo haremos entre nosotros

Recuerda que solo si actuamos individualmente podemos crear un cambio global. Haz todo lo que puedas dentro de tu ámbito. Si todos asumimos nuestra responsabilidad, lograremos un cambio. Si te preocupa la situación del planeta, desde tu hogar puedes hacer mucho por reducir el consumo de las bolsas de plástico:

  • No uses pitillos, bebe del vaso o lleva un pitillo reutilizable solo para ti.
  • Cuando vayas a comprar, lleva bolsas de tela u otros materiales reutilizables.
  • Compra productos a granel, evitando así el exceso de envasado.
  • Intenta evitar productos envasados en botellas, si puedes elegir llevar el mismo producto envasado en caja o en cristal.
  • Usa botellas y vasos reutilizables.
  • No uses encendedores de plástico. Mejor usa cerillas.
  • Evita usar muebles o enseres de plástico.
  • Reutiliza los envases para volver a comprar.
  • Usa pañales de tela.
  • Usa el sentido común: si te preocupa el ambiente, piensa lo que puede ser perjudicial y busca soluciones alternativas.

¿Qué podemos usar en lugar del plástico?

Bioplásticos

Se denomina así al material que, aunque de apariencia similar al plástico, no es un producto del petróleo. Los bioplásticos pueden provenir del plátano, las microalgas, la soya, el maíz o la papa.

Bolsas degradables

El término degradable puede ser engañoso. No todas se degradan con facilidad, algunas necesitan condiciones muy específicas para desaparecer.

Bolsas de papel

La alternativa de bolsas de papel puede ser una buena idea, sin embargo, deben estar fabricadas con 100% de papel reciclado.

Bolsa de tela

Es la mejor opción ya que es un material muy duradero.

Fuente: https://lalunadealcala.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.