El manejo del lenguaje especializado, la precisión de la técnica empleada en la experimentación y el análisis de los resultados obtenidos son requisitos para el desarrollo de la investigación en ciencia. Los participantes en el Primer Campamento Vacacional Física Divertida, impulsado por el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), se apropiaron de estos conocimientos para presentar ocho proyectos dirigidos a solucionar problemas cotidianos a través de la ciencia.

Estudiar el efecto de la tensión en líquidos para controlar el derrame de crudo en cuerpos de agua, medir la resistencia de materiales eléctricos a temperaturas bajas, elaborar con tecnología propia aplicaciones de robótica que faciliten diversas tareas, determinar la concentración de ácido apta para los seres humanos en vinagres comerciales, así como calcular la altura de una llamarada solar o la masa de un agujero negro en la Vía Láctea fueron parte de los trabajos presentados por los jóvenes.

 photo Astronomi3010ayrobo3010ticafuerona3010reasdelconocimientoestudiadasporlosjo3010evesFotoEnriqueGonza3010lez.jpg

En la experiencia los 19 estudiantes de bachillerato, provenientes de unidades educativas en los Altos Mirandinos y Caracas, contaron con la asesoría de investigadores del instituto y mostraron sus resultados en una exposición al final de la jornada.

Los temas de investigación fueron propuestos por el personal científico del Ivic que colaboró en la dinámica y quienes brindaron una atención personalizada a cada uno de los equipos, según destacó el coordinador de la Unidad de Divulgación y Socialización de la Física del instituto, Enrique Torres.

Los tutores introdujeron a los muchachos en los conceptos básicos de la ciencia y mostraron en el laboratorio, de manera sencilla, los fenómenos físicos presentes en la naturaleza. “Intentamos explicarles las diversas formas de estudiar los problemas y además, fomentar en ellos la necesidad de encontrar una aplicación concreta a los proyectos”, aseguró la profesional asociada a la investigación del Centro de Estudios Interdisciplinarios de la Física del Ivic, Issarly Rivas, quien acompañó el trabajo de uno de los equipos.

universo

La actividad académica formó parte del campamento que albergó a los jóvenes interesados por la Física. Durante un mes los muchachos potenciaron su vocación e interés por el estudio de la ciencia a través de estrategias estimulantes previstas en la programación, diseñada por la Unidad de Divulgación y Socialización de la Física.

“Nos dieron herramientas para hacer ciencia útil que pueda resolver problemas en la industria y en las comunidades”, afirmó una de las participantes, Argelis Kurz. Formar parte de esta experiencia despertó en ella el amor por el estudio de las ciencias básicas, a pesar de su interés inicial por la medicina.

La práctica en el desarrollo del proyecto de investigación cambió la idea que los jóvenes tenían de esta profesión. “El trabajo del científico requiere de paciencia pues muchas veces hay que repetir experimentos y puede volverse tedioso, pero cuando descubres algo la satisfacción es tan grande que quieres seguir investigando”, precisó Luis Lisi, bachiller y asistente a la actividad.

La intención del campamento es también reforzar las relaciones entre los participantes y el instituto. “El interés y entusiasmo de estos muchachos es un capital que hay que atesorar”, sentenció Enrique Torres. Por esta razón, se instó a los jóvenes a profundizar las investigaciones realizadas en la jornada académica e incluso proponerlas como trabajo de tesis para obtener el título de bachiller en las instituciones educativas.

Fuente: Mariel Cabrujas Morales / Prensa IVIC

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.