El cometa denominado como PANSTARRS (C / 2017 S3), se dirige en trayectoria hacia el Sol, de continuar así, conseguirá su punto más cercano entre el próximo 15 y el 16 de agosto.

El cometa fue descubierto el 23 de septiembre de 2017 por el telescopio Panstarrs en la cima del volcán Haleakalā en Maui.

A comienzos de julio, astrónomos de varios países se sorprendieron al presenciar un inusual resplandor verde en el cielo nocturno. La conmoción fue provocada por un objeto celestial conocido como PANSTARRS (C / 2017 S3), un cometa fuera de lo común que los astrónomos consideran que «estalló en brillo».

Si bien no hubo una explosión real de la que hablar, el cometa C / 2017 S3 recibió un impulso inesperado de brillo, llegando a ser 16 veces más brillante de lo normal.

Viajero estelar

Bautizado como el cometa “Increíble Hulk”, el bólido constituye una auténtica rareza. Descubierto en septiembre pasado por el telescopio PanSTARRS en el Observatorio Haleakala en Hawai, este cuerpo celeste es único en más de un sentido. Viniendo desde la nube de Oort – «una burbuja grande y gruesa alrededor de nuestro sistema solar» llena de cometas helados, explica la NASA – el cometa está cayendo hacia el sol desde lo alto sobre el plano del sistema solar.

Esta proximidad cercana al sol está calentando su núcleo, haciendo que el hielo del cometa se evapore en gas y haciendo que C / 2017 S3 brille más de lo normal, informa CBC. Durante un corto período de tiempo de solo 24 horas, el cometa expandió su atmósfera verde a aproximadamente el doble del tamaño de Júpiter.

Según Sky & Telescope, el cometa pasó de una magnitud de 12.5 a casi 9.5 durante la noche, haciéndose visible el 2 de julio «como una densa bola de algodón sin cola de aproximadamente 3 ‘de ancho». Calentada por la radiación solar, el cometa fue fotografiado «fundiendo una espeluznante cola verde» por el astrónomo aficionado austríaco Michael Jager.

Inmensa bola de gas

Jager estaba vigilando cuando el cometa «explotó» en el cielo el 2 de julio y aprovechó la oportunidad para tomar una foto del C / 2017 S3, que ahora está envuelto por una nube gigante de gas que mide 260.000 kilómetros de diámetro. Esta fue la primera vez que C / 2017 S3 se vio en el cielo. Es probable que el cometa esté en su primer viaje a nuestro sistema solar y, por lo tanto, sea algo prácticamente desconocido.

“Cometas como este nunca han visitado el sistema solar interior antes», dijo Robert Weryk, un científico canadiense que fue parte del equipo que detectó el cometa. Aquellos que perdieron la oportunidad de ver el cometa con sus telescopios tendrán otra oportunidad muy pronto, ya que C / 2017 S3 se está acercando cada vez más al Sol y se espera que alcance el perihelio a mediados de agosto.

Después de un viaje de aproximadamente 300 mil millones de kilómetros, el cometa hará su aproximación más cercana al sol del 15 al 16 de agosto, volviéndose incluso más brillante que antes. Esto lo traerá dentro de la órbita de Mercurio, desde donde podríamos tener la oportunidad de verlo a simple vista, aunque mirar C / 2017 S3 a través de binoculares y telescopios seguramente producirá una vista más espectacular.

El cometa podría desintegrarse cerca del Sol

«El cometa C / 2017 S3 puede alcanzar una magnitud de 3 o 4 mientras avanza hacia el sol en el cielo de la mañana rumbo al perihelio del 16 de agosto», señala Sky & Telescope, informando a los observadores del cielo que estén atentos a este raro cometa y a ”esperar lo inesperado”.

Esto se debe a que el inmenso estallido que está haciendo que el cometa sea tan luminoso podría terminar desintegrándolo, tal vez incluso bajo nuestros propios ojos. Queda por ver si C / 2017 S3 sobrevivirá a su inmersión hacia el Sol. Si logra escapar ileso, el cometa podría rebotar en el sistema solar exterior para aparecer de nuevo en otros 200 años.

Fuente: https://www.inquisitr.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.