Solo 49 kilómetros de distancia separaron a la sonda espacial Cassini del polo sur de Encelado, una de las lunas de Saturno. El objetivo era “sumergirse” en una de las columnas de hielo, vapor de agua y moléculas orgánicas que brotan intermitentemente de lo que se cree es un océano, bajo la superficie de esta luna congelada.

Cassini es un proyecto conjunto de la Administración Nacional de la Aeronáutica y del Espacio (NASA) , la Agencia Espacial Europea (ESA) y la Agencia Espacial Italiana (ASI), que órbita Saturno desde el 2004.

 photo lunaencelado3.jpg

Sobrevuelo histórico

La sonda realizó ayer un sobrevuelo histórico sobre este satélite que esconde un cuerpo de agua líquida debajo de su superficie. Si bien Cassini ya había volado bastante cerca de Encelado, esta es la primera vez que alcanza esa profundidad en medio de los “chorros” provenientes del océano subterráneo. El propósito de ese acercamiento era recopilar muestras de algunos de los componentes y descifrar así la actividad hidrotermal de Encelado.

Este es un proceso natural común en los océanos de la Tierra y ocurre cuando el agua de mar se infiltra y genera reacción con la corteza rocosa. Luego emerge como una solución extremadamente caliente y rica en minerales.

Estas condiciones podrían haber facilitado el surgimiento de algún tipo de vida microbiana. Los científicos de la NASA fueron cautos al aclarar que “el sobrevuelo no pretende detectar vida, pero proporcionará nuevos conocimientos sobre cuán habitable es el ambiente marino dentro de Encelado”, dijo la agencia.

 photo lunaencelado2.jpg

Actividad geológica

En estudios anteriores, la sonda detectó una importante actividad geológica en esta pequeña luna descubierta en 1789 por el astrónomo germano-británico William Herschel. Una investigación publicada esta semana en la revista Nature Communications sostiene que el núcleo de Encelado es similar al de los meteoritos, específicamente con los condritos.

Estos son meteoritos no metálicos (rocosos), los cuales se formaron por la fusión de polvo durante las etapas más tempranas del sistema solar.

Luego de analizar datos recolectados por Cassini, un equipo halló nanopartículas de silicio en las columnas. “Los experimentos realizados en el presente estudio muestran que para producir nanopartículas de silicio dentro de Encélado, reacciones hidrotermales tienen que ocurrir en un núcleo poroso de rocas similares a las condritas”, declaró el investigador Yasuhito Sekine al sitio IFL Science.

Fuente: http://www.nacion.com, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.