Los suelos contaminados por la industria petrolera pueden tratarse con los restos del fruto del mango, según demostró una investigación de científicos australianos publicada recientemente.

Entre un 5 o un 7% de los terrenos en los que se asienta esa actividad terminan descompuestos, con niveles incompatibles con la vida, recordaron los autores en un artículo divulgado en la revista Environmental Technology & Innovation.

Elimina la toxicidad

Durante el experimento realizado con el objetivo de limitar el impacto de los hidrocarburos, aplicaron en las superficies afectadas una mezcla de cáscara de mango verde procesada con cloruro de hierro.

Como resultado, encontraron que esta composición reacciona con los lodos tóxicos producidos por la industria del petróleo, oxida compuestos contaminantes y permite eliminar la toxicidad de los suelos.

Haber encontrado una solución relativamente barata y muy efectiva es una buena noticia, destacó el medio especializado. Sin embargo, aún faltan más pruebas para ratificar la efectividad de ese proceso, pero al menos ya hay una buena aproximación que funciona, consideraron los investigadores.

Fuente: Prensa Latina, Agencias


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here