Los científicos logran construir el modelo más detallado hasta hoy de un antiguo e inusual pez cartilaginoso que tenía dientes parecidos a una sierra circular y que vivió hace 270 millones de años.

 photo tiburonprehistorico1_zpsf3c74d19.jpg

Los paleontólogos pudieron rehacer la apariencia y la estructura del animal gracias al descubrimiento de un especimen bien conservado, donde se estampó la parte superior e inferior de la mandíbula de este especimen, llamado helicoprion. Los científicos analizaron la muestra con rayos X de tomografía y crearon un modelo tridimensional de la mandíbula.

 photo tiburonprehistorico3_zpsa527a406.jpg

Comía alimentos blandos

Los autores del estudio demostraron que los dientes espirales realmente estaban en la mandíbula inferior del pez y no en las aletas o la cola, como sugerían antes algunos investigadores.

Los dientes se parecían a la sierra de una navaja. Por el tipo de daño a los dientes, los científicos concluyeron que este especimen comía preferiblemente alimentos blandos.

Según las estimaciones de los científicos, el helicoprion tenía una longitud de cuatro hasta siete metros. Después de estudiar la juntura de la mandíbula superior e inferior, los expertos establecieron que esta especie no pertenece a los tiburones, sino a los quimeriformes, de los que ahora existen algunos miembros.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.