El anuncio de este jueves en Sudáfrica del descubrimiento de la especie Homo Naledi invita a cuestionar la relación entre el tamaño del cerebro y el pensamiento complejo, afirmó el paleoantropólogo estadounidense Lee Berger.

El profesor de la Universidad Witwatersrand (Wits University), de Johannesburgo, explicó que el tamaño del cerebro del Naledi es un tercio del de los seres humanos. Residente en Sudáfrica desde 1989, el académico y su equipo revelaron el hallazgo de este nuevo antepasado de los humanos, el cual creen que está entre los más antiguos de nuestra especie.

 photo homonaledi4.jpg

Reflexionando sobre nuestra condición humana

Según el experto, el Homo Naledi se parece a uno de los miembros más primitivos del género humano, pero también tiene algunas características sorprendentemente similares a la humana. Al igual que aquellos que trabajan en su campo, Berger trata de evitar el uso del término “eslabón perdido”. Berger dice que el Homo naledi podría describirse mejor como un “puente” entre los primates bípedos más primitivos y los humanos.

“Vamos a saber a qué edad los niños dejaban de ser amamantados, cuándo nacieron, cómo se desarrollaron, la velocidad a la que lo hicieron, la diferencia entre hombres y mujeres en cada etapa del desarrollo, desde la infancia hasta la adolescencia y la edad adulta, cómo envejecieron y cómo murieron”, aseguró.

 photo homonaledi9.jpg

Los Homo naledi parecen haber llevado a individuos de su especie hasta las profundidades de un sistema de cuevas para depositarlos allí, posiblemente por generaciones. Si esto es correcto, quiere decir que el Homo naledi era capaz de asumir un comportamiento ritual y también desarrollar pensamiento simbólico, algo que hasta ahora sólo ha estado asociado a humanos mucho más tardíos de los últimos 200.000 años.

“Vamos a tener que reflexionar sobre muchas cosas profundas sobre lo que significa ser humano. ¿Hemos estado equivocados todo el tiempo sobre esta clase de comportamiento que pensamos era exclusivo de los humanos modernos?”. “¿Heredamos este comportamiento de un tiempo muy antiguo y es algo que (los primeros humanos) siempre han tenido?”, considera Berger.

 photo homonaledi2.jpg

Cientos de fósiles

En opinión de Chris Stringer, del Museo de Historia Natural en Londres, se trata de un “descubrimiento muy importante”. “Lo que estamos viendo, cada vez más, son especies de criaturas que sugieren que la naturaleza estuvo experimentando con cómo hacer evolucionar a los humanos, y por ende dio lugar a diferentes tipos de criaturas humanoides que se originaron en paralelo en diferentes partes de África. Sólo una línea sobrevivió y fue la que posibilitó nuestro origen”, le dijo Stringer a la BBC.

Los científicos fueron capaces de reconstruir al Naledi a partir de unos mil 550 elementos fósiles numerados (cráneos, mandíbulas, costillas, docenas de dientes, un pie casi completo y una mano) de al menos 15 individuos. Asimismo, los restos son de una gama de grupos de edad, incluyendo, adultos mayores, jóvenes y niños.

 photo homonaledi10.jpg

Durante el acto donde salió a la luz el innovador suceso, el vicepresidente de Sudáfrica, Cyril Ramaphosa expresó que desenterrar el pasado “también es desenterrar conocimiento acerca de nuestro presente”, para obtener una visión del futuro.

El anuncio del descubrimiento de esta nueva especie lo hicieron la Universidad Witwatersrand, la National Geographic Society, el Departamento de Ciencia y Tecnología y la Fundación Nacional de Investigación de Sudáfrica. También adelantaron que ya “han descubierto algo más”, pero todavía no divulgarán qué.

Mientras tanto, creyentes de las teorías de la creación divina, evolución y entusiastas de los alienígenas ancestrales ya se preparan para discutir y debatir por lo que resta del año.

Fuente: Prensa Latina, BBC Mundo, Agencias


DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here