Con la proyección del vídeo »Los Bosques y la Educación», la FAO inicia este jueves la celebración del Día Internacional de los Bosques 2019, en la sede del organismo de Naciones Unidas en esta capital.

Hiroto Mitsugi, subdirector general del departamento Forestal, pronunciará las palabras de bienvenida y Daniel Gustafson, director general adjunto de Programas, hará el discurso inaugural, ambos de la organización especializada de ONU para la Alimentación y la Agricultura.

Acciones directas en el aula

Técnicas de ecología en el patio de la escuela para lograr una mayor concienciación en los niños; fomentar la concienciación y la comprensión en los niños y jóvenes de hoy y enseñanzas adquiridas de la iniciativa Niños para los Bosques, serán los temas que abordarán varios expertos en el encuentro, los cuales serán sometidos a un debate conducido por Mitsugi.

Además, una nueva plataforma global sobre la educación forestal será expuesta por Matthias Schwoerer, jefe de División, Política Forestal Europea e Internacional del Ministerio Federal de Alimentación y Agricultura de Alemania. Como colofón se hará la presentación del ganador del concurso de vídeo para educadores del Día Internacional de los Bosques, cuya convocatoria solicitaba demostrar cómo se puede brindar a los niños y jóvenes los fundamentos para comprender mejor la importancia de los bosques y los árboles para el futuro del planeta.

Cada 21 de marzo desde 2013 por Acuerdo de la Asamblea General de la ONU se celebra el Día Internacional de los Bosques. La efeméride está consagrada a destacar con mayor énfasis la importancia de esos recursos naturales y promover acciones a favor de crear una mayor conciencia sobre su cuidado y conservación para la vida y su crucial rol en la erradicación de la pobreza, en la sostenibilidad medioambiental y en la seguridad alimentaria.

La ganadería y agricultura depredan los bosques

Para la FAO uno de los retos mayores de hoy día está en el crecimiento poblacional, que se prevé aumente de los siete mil 600 millones de personas actuales a cerca de 10 mil millones para 2050. Ello supone una mayor presión sobre la forma en que se utiliza la tierra productiva, de manera particular en países en desarrollo, a partir de una demanda mundial de alimentos que se espera crezca para ese año en un 50 por ciento.

Señala la FAO en su informe ‘El estado de los bosques del mundo 2018’ que la deforestación, provocada en particular por la conversión de la tierra forestal en zonas de agricultura y ganadería, amenaza no solo a los medios de vida de los silvicultores, las comunidades forestales y los pueblos indígenas, sino también a la variedad de la vida en nuestro planeta.

Los cambios de uso de la tierra, añade, dan lugar a una pérdida de hábitats valiosas, a la degradación de la tierra, la erosión del suelo, la disminución del agua limpia y la liberación de carbono a la atmósfera.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.