Un grupo de arqueólogos descubre una maravilla prehistórica que llevaba siglos pasando desapercibida a menos de dos kilómetros del popular Stonehenge, monumento megalítico situado en el sur del Reino Unido.

El hallazgo –una insólita línea de más de 90 rocas ubicadas a una profundidad de cerca un metro bajo el suelo– ha sido posible gracias a un sofisticado radar. Según expertos citados por ‘The Daily Mail’, esta extraordinaria obra tiene más de 4.500 años.

 photo stongenhe1.png

Muchas preguntas por responder

Cada roca tiene hasta 4,5 metros de altura. En vez de formar un círculo, al igual que en el Stonehenge, se cree que formaban una línea a lo largo de la zona suroriental de Durrington Walls, un asentamiento neolítico rodeado por una zanja y una especie de fortificación, el mayor del Reino Unido.

Posteriormente las rocas se volcaron sin conocerse la razón ni tampoco si la formación formaba parte del complejo de Stonehenge o tenía una función por separado.

«Creemos que era una especie de arena ritual. Estas cosas eran teatrales, diseñadas para impresionar», explicó uno de los arqueólogos, el profesor Vince Gaffney de la Universidad de Bradford.

Fuente: RT, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.