Astrónomos del Centro Harvard-Smithsonian para la Astrofísica en Estados Unidos dicen haber identificado ocho planetas con características similares a la Tierra. Según informaron los científicos, los cuerpos celestes son de menos de la mitad del tamaño de la Tierra, podrían ser rocosos, de temperatura templada, contener océanos y otras condiciones para albergar vida.

Los investigadores enfatizaron en que si bien no se puede confirmar que los planetas sean habitables, se puede decir que son «candidatos prometedores». Entre los ocho planetas de un muy distante sistema solar, los astrónomos dicen que uno en particular ha usurpado el título del «planeta más parecido a la Tierra».

 photo exoplaneta2.jpg

Pariente cercano

Los cuerpos celestes fueron descubiertos por el telescopio Kepler de la Agencia Espacial de EE.UU. (NASA), con lo que ya pasan de 1.000 los exoplanetas encontrados por el poderoso aparato. En todo caso, tres de los planetas se ubican en una segura «zona habitable» en torno a la estrella alrededor de la cual giran y uno en particular es rocoso, como la Tierra, así como lo suficientemente caloroso.

Los investigadores indican que el más parecido a tener las características de la Tierra y que está entre los nuevos hallazgos -conocido como Kepler 438b, es probablemente incluso más similar a nuestro hogar que el Kepler 186f, del que se dijo en su oportunidad que era el más semejante a la Tierra cuando fue hallado.

12% más grande que nuestro planeta, el nuevo candidato es también superior en tamaño al 186f, pero es más cercano a nuestra temperatura y probablemente recibe apenas 40% más calor de su estrella que el que recibimos acá del Sol.

 photo exoplaneta1.jpg

Falta mucho por descubrir

Si pudiésemos pararnos en la superficie del 438b, posiblemente sería más caluroso que en la Tierra, de acuerdo con el doctor Doug Caldwell del Instituto Seti en California de Búsqueda de Inteligencia Extraterrestre. Sin embargo, ese hipotético encuentro es muy poco probable ya que el planeta está a 475 años luz y además porque no tenemos la más mínima idea de qué está compuesto.

«Con las mediciones de Kepler y otras que nosotros hemos hecho, no sabemos si estos planetas tienen océanos con peces y continentes con vegetación», asegura Caldwell a la agencia BBC.

«Todo lo que sabemos es su tamaño y la energía que reciben de su estrella». «Por ello podemos decir: Bueno, tienen el tamaño para ser rocosos y la energía que obtienen es comparable a la que recibe la Tierra».

Fuente: BBC Mundo, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.