En pleno corazón de la Ciudad Socialista Guasimal, espacio para el vivir viviendo, se encuentra la Brigada Agroecológica Guasimal I en el municipio Girardot, de la ciudad jardín de Venezuela, Maracay.

En un terreno de 800 metros que se encontraba baldío, un grupo de 15 personas decidieron conformarse en brigada agroecológica con el fin de cultivar diversos rubros para su consumo interno, así como para el beneficio de la comunidad.

 photo labrigadaagroecologicaguasimal4.jpgHoy, a través de la constancia, disciplina y organización comunal, alrededor de doce familias decidieron formar parte de un proyecto que parecía un sueño y demostraron que, con determinación, la agricultura urbana sí es posible en tiempos de revolución.

La brigada, consolidada en febrero de 2016, cultiva tomate, cilantro, auyama, yuca, cebolla, cebollín, ocumo, batata, topocho, ajo, caraotas rojas, cambur, parchita, lechoza, guayaba, anón, limón, ñame, berenjena y frijol, entre otros rubros.

 photo labrigadaagroecologicaguasimal3.jpgLa constancia es la clave

Los brigadistas señalan que no ha sido una tarea fácil, afirman que “cuando se quiere, se puede” con o sin la ayuda de algún ente público o privado. “Esto es voluntad de la comunidad, de la gente que quiere”, afirmó Brenda Niño, integrante de la brigada y facilitadora de la Misión Cultura.

“Tenemos nuestro permiso de siembra y los cultivos son para consumo de los brigadistas, así mismo preparamos combos y los vendemos a nuestra comunidad a precios muy accesibles”, destacó Niño.

Por su parte, Xiomara Meléndez, quien es una de las pioneras de esta organización comunitaria, expresa su agradecimiento a las instituciones públicas que han impartido talleres de formación a los brigadistas. “El Inces y el Ciara nos han aportando conocimientos, y mediante la práctica ha sido muy gratificante ver cómo nacen las semillas y los frutos”.

Es importante señalar, que esta organización sin fines de lucro aporta beneficios a los habitantes de la Ciudad Socialista Guasimal, no solo por arrimar sus cultivos, sino por incentivar la siembra urbana y el compartir de saberes.

“Regalamos combos de semillas para que los vecinos siembren en sus hogares, al igual que abonos, bostas. Ha sido un espacio de formación permanente para la comunidad”, aseguró la brigadista Xiomara Meléndez.

 photo labrigadaagroecologicaguasimal5.jpgEn organización comunal todo es posible

Los brigadistas ecosocialistas afirman que a través de la organización y el trabajo en equipo, es posible impulsar y mantener cualquier proyecto o actividad comunitaria en tiempos de revolución.

Williams Valderrama, miembro de la brigada indicó que “uno no nació aprendido, en mi caso, yo aprendí, viendo y me gusta compartir mi conocimiento para que otros aprendan. Yo los invito a que participen en esta jornada, así contribuimos a la producción que requiere nuestra Venezuela ante esta guerra económica”.

Asimismo, el brigadista Moisés Márquez, aseguró que el trabajo ha sido una experiencia muy bonita, y poco a poco uno va aprendiendo cómo se hace un semillero, cómo se cultiva un tomate. Lo que hacemos todos los días, lo hacemos con amor.

El acompañamiento permanente de la Misión Cultura, Fundación de Capacitación e Innovación para el Desarrollo Rural (Ciara), los talleres dictados por el Instituto Nacional de Capacitación y Educación Socialista (Inces), Misión Árbol y Barrio Nuevo, Barrio Tricolor, entre otras instituciones, han jugado un papel fundamental para el fortalecimiento de esta Brigada Agroecológica.

La vocera Brenda Niño, señala que una de las debilidades que tienen es no contar con una cerca total del terreno. “Hemos sido víctimas de hurtos en los rubros, solicitamos el apoyo de cualquier institución para una mejor seguridad”.

El sistema de riego en algún momento se vio afectado por falta de agua. “Agradecemos a la Misión Árbol por la donación de un tanque de 1.500 litros, el cual es surtido dos veces a la semana por una cisterna de la Gran Misión Barrio Nuevo, Barrio Tricolor”, apuntó la brigadista Xiomara Meléndez.

El equipo de las 12 familias que conforman la brigada agroecológica, invitan a todas las personas que deseen formar parte de esta hermosa labor a sumarse. Su consigna hoy más que nunca es producir alimentos para el pueblo, sin la utilización de materiales químicos. Producción del pueblo, con el pueblo y para el pueblo.

Texto y fotografías: Franklin Armas Albornoz / Prensa Misión Árbol-Conare

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here