La sonda Juno de la NASA hizo historia el pasado martes al llegar a la órbita de Júpiter tras cinco años de misión, y se convirtió en el vehículo que más se aproxima al gigantesco planeta gaseoso, con el objetivo de descifrar sus enigmas y descubrir más sobre el origen del sistema solar. 

Hacia las 05:54 del martes, la sonda impulsada por energía solar se incorporó a la órbita de Júpiter, culminando una misión que comenzó en agosto de 2011 y que busca despejar numerosos interrogantes sobre el mayor planeta del sistema solar, tan enorme que en él podría caber la Tierra más de mil veces.

Orbitando Júpiter

“Ésta es la hazaña más difícil que ha conseguido jamás la NASA”, dijo Scott Bolton, el principal investigador de la misión, al resto de su equipo en Pasadena (California) cuando se confirmó el éxito de la maniobra de entrada en órbita.  La nave, no tripulada y del tamaño de una cancha de baloncesto, ya hizo historia en enero al convertirse en la sonda impulsada por energía solar en llegar más lejos en el espacio, a alrededor de 793 millones de kilómetros del Sol.

Durante los próximos 20 meses, la sonda dará 37 vueltas a la órbita de Júpiter para ayudar a mejorar la comprensión de los primeros momentos del sistema solar, al revelar el origen y la evolución de su mayor planeta. Juno es la primera sonda diseñada para operar en el corazón de los cinturones de radiación de Júpiter, la primera en llegar a 2.575 kilómetros de sus nubes superiores y la que tomará las imágenes con mayor resolución vistas nunca del planeta gigante. 

Ahora que se ha completado la larga y complicada maniobra de inserción en la órbita de Júpiter, la sonda se aproximará a las nubes superiores del planeta cada 14 días hasta culminar la misión en febrero de 2018, cuando está previsto que choque intencionadamente en la atmósfera del planeta y se destruya.

 photo junonasa1.jpg

Resolviendo misterios

Se trata del proyecto más ambicioso en Júpiter desde que la nave Galileo de la NASA entró en su órbita en 1995 y permaneció allí ocho años, lo que permitió descubrir que el brillante planeta tenía vientos fuertes y que sus anillos se formaron a partir de partículas de polvo llegadas de las lunas circundantes. 

Pero Juno orbitará por primera vez los polos de Júpiter, algo que Galileo no hizo y que proporcionará nuevas respuestas a los misterios sobre su núcleo, composición y campo magnético. La sonda estadounidense será también la primera en observar lo que hay debajo de las densas nubes del planeta, por lo que la misión lleva el nombre de la diosa Juno, hermana y esposa de Júpiter, que según la mitología romana, podía ver a través de las nubes.

Según la agencia espacial estadounidense (NASA), esta misión ayudará a comprender “cómo se formaron los planetas gigantes y el papel que jugaron en la formación del resto del sistema solar”. Los planetas gigantes, también llamados exteriores o gaseosos, son aquellos que están situados más allá del cinturón de asteroides, es decir, Júpiter, Saturno, Urano y Neptuno.

 photo junonasa3.jpg

La importancia de Juno

Juno es la segunda sonda espacial colocada en órbita alrededor de Júpiter luego de que la nave Galileo de la NASA pasó ocho años recabando datos sobre la topografía del planeta y sus numerosas lunas. Los astrónomos creen que Júpiter pudo haber sido el primer planeta que se formó, y se cree que tiene las claves para entender los orígenes de nuestro sistema solar.

La información permitirá precisar la cantidad de agua que contiene y confirmar o refutar la posible presencia de un núcleo rocoso, lo que podría revelar cuando se formó Júpiter y proporcionar pistas sobre la formación de otros planetas. Juno indagará el origen de elementos críticos como helio e hidrógeno, y compuestos como agua y metano.

Se espera información esencial para saber cómo se formó la Tierra, el Sistema Solar e incluso la vida en la forma como la conocemos, indicaron los expertos de la NASA.

jupiter

Datos curiosos sobre Júpiter

  • Júpiter es 11 veces más ancho que la Tierra y 300 veces más masivo.
  • Un año en Júpiter son 12 años de la Tierra, pero un día de ese planeta son 10 horas en el nuestro.
  • Bajo presión, el hidrógeno se convierte en un fluido conductor de electricidad.
  • Este hidrógeno metálico puede ser la fuente del campo magnético.
  • La mayor parte de las nubes en la parte de arriba tienen amoníaco y ácido sulfhídrico.
  • Las rayas de Júpiter fueron creadas por fuertes vientos que van de este a oeste.
  • La Gran Mancha Roja es un torbellino de una tormenta gigante que es dos veces el ancho de la Tierra.
  • La conquista de Júpiter inicio este lunes con la inserción de Juno a la órbita, en una elíptica grande que le llevará 53 días en completar.
  • A mediados de octubre habrá una segunda “frenada” para reducir la órbita a 14 días.
  • Durante las 37 órbitas que llevará a cabo en total, Juno no pasará en ningún momento por la sombra de Júpiter, una medida necesaria para evitar una pérdida de potencia eléctrica y un contraste excesivo en las temperaturas. En principio cada órbita debería ser idéntica a la anterior, pero Júpiter no es una esfera perfecta y está achatado por los polos. Esto provoca una precesión de la órbita, es decir, Juno pasará cerca de Júpiter en una posición distinta en cada ocasión.
  • Es aquí cuando realmente empezará a descubrir los secretos del gigante.
  • La misión Juno terminará el 20 de febrero de 2018, cuando se espera que la sonda se estrelle contra Júpiter.
  • Lockheed Martin Space Systems en Denver construyó la sonda espacial.

Fuente: EFE, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here