Emprender el viaje sideral es mucho más fácil desde una cima. Por eso, cerca de 4.000 habitantes de Timotes, estado Mérida, aprovecharon su altitud de dos mil metros sobre el nivel del mar para poner en marcha el recorrido que los llevaría a los confines del espacio, sin moverse de la Tierra. De la mano con el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), niños, jóvenes y adultos se divirtieron con múltiples actividades mientras adquirían conocimientos sobre física y astronomía en la sede de la Unidad Educativa “Francisco de Paula Andrade”.

La primera aventura comenzó dentro del planetario digital itinerante, domo inflable con forma semiesférica en el cual se proyecta material multimedia de excelente calidad acerca de los diversos objetos del cosmos: galaxias, estrellas, planetas, agujeros negros, nebulosas, asteroides, cometas y un sin fin de elementos. De acuerdo con el jefe de la Unidad de Divulgación y Socialización de la Física (Udsfis) del Ivic, Enrique Torres, unos 2.000 niños y adolescentes “quedaron visiblemente emocionados y motivados y el trabajo subsiguiente de los docentes, promoverá en ellos nuevas vocaciones científicas”, aseguró.

 photo El Sol fue uno de los objetos cosmicos estudiados. Foto Vanessa Ortiz Pinango.jpg

En paralelo, alrededor de 30 docentes timotenses participaron en el taller “Ciencia y Universo”, dictado por especialistas de la Udsfis del Ivic. Las leyes de Isaac Newton -relativas al movimiento mecánico de los cuerpos-, el sistema solar, la presión, las leyes de Kepler -que describen el movimiento de los planetas en sus órbitas-, los principios básicos de la electricidad y el sistema Tierra-Luna-Sol, fueron algunos de los temas impartidos durante las charlas.

Asimismo, se trataron aspectos fundamentales de la evolución estelar, el electromagnetismo, la técnica de la espectroscopía y la astronáutica; además, los profesores pudieron aprender a construir y lanzar un cohete de agua utilizando materiales simples. Como si el banquete científico no fuese ya suficiente, se realizaron jornadas intensivas de observación telescópica hasta la media noche. El grandioso Júpiter, los cráteres de la Luna, entre otras maravillas extraterrestres, fueron apreciadas en todo su esplendor.

La acompañante pedagógica del Circuito N° 6 de Mérida, Carmen Rivera, reconoció que sus expectativas de asistir al evento “eran muchas porque de verdad me parece importante implementar la ciencia en la educación primaria, de manera que cuando los alumnos avancen no tengan ese miedo a materias como la Física, Química y Matemáticas”, precisó.

Para mayor información, comunicarse por el número telefónico (0212) 504 30 52 o escribir al correo electrónico fisicadivulgacion@gmail.com.

Fuente: Vanessa Ortiz PIñango / Prensa IVIC

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here