El uso de las dos ruedas es la gran alternativa al congestionado tránsito de las ciudades a lo largo y ancho del globo. ¿Sabías que cada año se venden más de 100 millones de bicicletas en todo el mundo? Es una cifra que cuadriplica los datos de la década de los 70, y que sin duda hacen presagiar que cada vez hay mayor preocupación por cuidar el Planeta. La bicicleta es el transporte más económico, ecológico, sostenible y saludable.

Aunque la razón de la celebración del Día Mundial de la Bicicleta es una historia mezclada con varios elementos, lo cierto es que en la actualidad es de suma importancia porque se busca promover su uso no sólo para beneficiar la salud sino también el ambiente. Esta jornada promueve el uso del vehículo de dos ruedas, un medio de transporte sostenible, barato y saludable.

 photo sesion-pre-boda-paseo-bicicleta-bampc-by-huma-L-uEOOAp.jpg

Un viaje “alucinante”

Aunque no se trata de una fecha ‘oficial’ avalada por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), lo cierto es que el 19 de abril cada vez cobra más adeptos que buscan promover y defender el uso de la bicicleta no sólo por razones de salud, sino también de cuidado del medio ambiente.

En 1985, Thomas B. Roberts, profesor de la Universidad de Illinois, bautizó el 19 de abril como Día mundial de la bicicleta, pero los antecedentes se remontan al 16 de abril de 1943 cuando el químico suizo Albert Hofmann logró sintetizar la molécula de LSD (dietilamida de ácido lisérgico), sin embargo, accidentalmente absorbió a través de los dedos una cantidad muy pequeña de este psicotrópico, lo que de inmediato tuvo consecuencias en alucinaciones.

Para el 19 de abril, consciente de los efectos del LSD, decidió ingerir una cantidad mínima para comprobar los efectos reales de la sustancia y volvió a sentirse alterado sufriendo nuevamente de alucinaciones. Se dice que no pudo volver por sí mismo a casa, por lo que su ayudante lo trasladó en bicicleta.

 photo diamundialdelabicicleta6.jpg

Por tí y por el planeta

El 19 de abril se usa como una fecha para pugnar por los derechos de los ciclistas y llamar la atención de los gobiernos para brindar alternativas a las complicada red de transporte que enfrentas decenas de ciudades en el mundo.

Recordemos que cada pedalada que da un ciclista en alguna parte del mundo supone una bocanada de aire para el Planeta. Cada metro recorrido sin más ayuda que los pulmones significa un carro menos emitiendo CO₂ a la atmósfera. Cada kilómetro de carril bici que se levanta es una barrera de movilidad que cae.

Fuente: http://www.nuevamujer.com, http://de10.com.mx, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here