El pasado jueves 14 de enero, el Parque Nacional Tapo-Caparo cumplió 23 años y lo celebró con una jornada sociocultural que contó con la asistencia de estudiantes, representantes y personal docente de las escuelas aledañas, quienes junto a los infantes que forman la Brigada de Pequeños Guardaparques y público en general conmemoraron un aniversario más de este patrimonio natural.

El parque Tapo-Caparo está ubicado al sureste de la ciudad de San Cristóbal, capital del estado Táchira, y sus 205.000 hectáreas abarcan los municipios Arzobispo, Chacón y Libertador, del estado Táchira, Libertador y Uribante, de Mérida, y Ezequiel Zamora y Antonio José de Sucre, de Barinas. Debido a su magnitud y la gran cantidad de especies que anida, es un lugar propicio para la investigación científica.

 photo PNTapoCaparo-IglesiaPotosi-RepresaUribanteCaparo.jpg

Este sitio de inigualable belleza natural es un importante reservorio de agua para la región andina del país. Fue declarado parque nacional el 14 de enero de 1993, mediante el Decreto Nº 2.759, publicado en la Gaceta Oficial extraordinaria Nº 4.548, del 26 de marzo del mismo año. En dicho documento se señala que el objetivo principal de su creación es proteger las áreas que rodean el Complejo Hidroeléctrico Uribante-Caparo, las nacientes de los numerosos ríos y quebradas que alimentan el complejo y las extensas selvas húmedas de la región.

El espacio recreacional está conformado por un conjunto de cadenas montañosas plegadas cubiertas de bosques, que culminan en el piedemonte andino-llanero. La altitud va de los 150 hasta los 2.200 metros sobre el nivel del mar (msnm), con una temperatura entre 12 y 30ºC. Se caracteriza por una espesa neblina que prácticamente inunda sus bosques hasta bien entrada la mañana.

El potencial del parque es principalmente hídrico. Dentro de sus linderos nacen numerosos ríos y quebradas, como Canaguá, Guimaral, Mucuchachí, Mucupatí, Aricagua, Tucupido y El Caño, que drenan al río Caparo y junto al río Camburito constituye la fuente principal del Complejo Hidroeléctrico Uribante-Caparo (Presa La Vueltosa – Borde Seco). También, están los ríos Santa Bárbara y Tapo.

 photo PNTapoCaparo-RepresaUribanteCaparo.jpg

En este espacio natural habitan importantes especies de la fauna silvestre tales como oso frontino (Tremarctos ornatus) y el zorro guache o coatí (Nasuella olivácea), ambos en peligro de extinción. Igualmente, entre los mamíferos se observan el cunaguaro, lapa, mono araguato, tigre y el cachicamo.

Entre las aves, el paují copete de piedra y el gallito de la roca, ambos en peligro de extinción, además del tucán y el gualí, y entre los reptiles, serpientes como la mapanare y la tragavenado.

El Ministerio del Poder Popular para Ecosocialismo y Aguas (Minea), a través de Inparques, invita a los visitantes a realizar de paseos por este extenso parque nacional, sobre todo en la próxima temporada de carnaval, y así disfrutar de sus ríos y quebradas, utilizados como balnearios.

Fuente: Pierina Soledad Quintero / Prensa Ecosocialismo y Aguas (Inparques)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here