Un total de 75 profesores y 1.587 estudiantes hicieron un alto en sus tareas domingueras para participar en la jornada de medición del tamaño de la Tierra denominada “Eratóstenes”, realizada el pasado 21 de junio de forma simultánea en países de la región como Argentina, Brasil, Chile, Colombia, Perú y Venezuela, además de la Universidad de Nápoles Federico II de Italia.

Después de revisar toda la data obtenida y depurar los registros parciales, el producto final fue de 6.363 kilómetros. El valor promedio aceptado mundialmente para el radio terrestre es de 6.371 kilómetros; es decir, que la diferencia entre ambos fue de apenas 8 kilómetros.

medidadelatierra1

“Esto nos alegra muchísimo y nos demuestra que entre todos podemos obtener excelentes resultados”, informó el jefe de la Unidad de Divulgación y Socialización de la Física del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), Enrique Torres.

Entre los estados venezolanos inscritos se encuentran Mérida, Miranda, Anzoátegui, Táchira, Barinas, Distrito Capital y Guárico. Con la guía teórica y práctica necesaria para llevar a cabo la hazaña, los participantes lograron efectuar la medición utilizando materiales caseros fáciles de conseguir.

Estacas o listones de madera, metro de carpintero, hilo de nylon, escuadra, transportador, cinta adhesiva, reloj con cronómetro, chinches, hojas de papel en blanco y lápiz, fueron piezas clave del evento colectivo.

tierra

Antiguo pero vigente

“Eratóstenes” es un proyecto coordinado por el Ivic en los países andinos con el patrocinio del programa internacional de enseñanza de la astronomía “Conciencia Universo” (Universe Awarennes – UNAWE).

Debe su nombre al filósofo, matemático, geógrafo y astrónomo de origen griego que creó una metodología geométrica para realizar la medición del diámetro del planeta en el Norte de África hace 2.300 años, cuando algunos todavía pensaban que era plano. La iniciativa también cuenta con el auspicio de la Unión Astronómica Internacional y la Organización de las Naciones Unidas para la Educación, la Ciencia y la Cultura (Unesco).

Además, forma parte de las estrategias del Nodo Regional Andino de Astronomía, para fomentar la divulgación de esta ciencia en los estudiantes universitarios, escolares, investigadores y público general. Aunque esta es la tercera edición de la actividad, esta vez se incorporó en la celebración del Año Internacional de la Luz y de las Tecnologías Basadas en la Luz, bajo la coordinación de los profesores Enrique Torres (Ivic y UNAWE-Venezuela) y Ángela Pérez (UNAWE-Colombia).

medidadelatierra2

Se escogió el 21 de junio por ocurrir el solsticio de verano, llamado así al momento del año en el cual el día es más largo que la noche en aquellos países ubicados por encima de la Línea del Ecuador (Hemisferio Norte). En ese preciso instante y usando la sombra proyectada en el piso por una vara vertical al mediodía -justo cuando el Sol está en lo más alto del cielo- es posible conocer las dimensiones del globo terráqueo, aplicando los conocimientos básicos de geometría y trigonometría.

Otros de los objetivos de “Eratóstenes” es entender cómo inciden los rayos solares en diferentes latitudes y épocas, estudiar la dinámica de los movimientos aparentes del astro rey, saber con certeza la importancia de la luz del Sol y comprender cómo se establecen las horas en los diversos países.

Fuente: Vanessa Ortiz Piñango / Prensa IVIC

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here