Al momento de encarar una emergencia la frase “menos es más” gana relevancia, especialmente si se conoce o sospecha la presencia de sustancias nocivas para las personas y el ambiente. Con el fin de actualizar los conocimientos y prácticas más usados hoy en día, 43 bomberos se capacitaron en nuevas tendencias para el combate de incendios durante un curso organizado por la División de Materiales Peligrosos del Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic), adscrita al Cuerpo de Bomberos del Estado Miranda.

El Mayor (B) José Vargas, jefe de la División de Emergencias Prehospitalarias de Bomberos de Miranda e instructor de la actividad, aseguró que la intención es potenciar el uso racional y eficiente del personal y de los recursos disponibles. “La experiencia nos dice que mucha gente en un procedimiento puede estorbar, entonces vamos a responder con la menor cantidad distribuyéndolos de la mejor forma posible, buscando autonomía y eficiencia para el control de la emergencia”, dijo.

 photo El topico fue el empacado de magueras. Foto Cortesia IVIC.jpg

Según las normas internacionales para la construcción de centros de capacitación contra incendios y estandarización de equipos de bomberos de intervención rápida -establecidas por la Asociación Nacional de Protección contra el Fuego de los Estados Unidos (NFPA por sus siglas en inglés)- los equipos de respuesta deben estar conformados por 5 efectivos: 1 que dirige, 3 que acompañan y 1 que conduce.

“En la jornada hablamos del empacado de mangueras, el cual sirve para facilitar la disposición de las mismas en un emplazamiento y desplazamiento sin exceso de agotamiento físico para que el personal pueda rendir. Todas las emergencias son diferentes y no se presentan en el mismo lugar. Mientras nos entrenemos con las nuevas técnicas podremos mejorar la calidad del servicio prestado”, explicó el Mayor (B) José Vargas.

Una de las participantes del curso, la Cabo Primero (B) Sonia Salas, miembro del Cuerpo de Bomberos y Administración de Emergencia y Protección Civil del Municipio Carlos Arvelo del estado Carabobo, resaltó la importancia de este tipo de ensayos para su desempeño profesional en cuanto a destrezas y habilidades.

 photo Foto Cortesia IVIC_1.jpg

“Estos encuentros nos permiten verificar y optimizar las técnicas para obtener un buen resultado cuando haya alguna eventualidad, como incendios de gran magnitud en estructuras o vegetación. La mujer tiene la capacidad de hacer cualquier trabajo, incluyendo el ser bombero, y para serlo solo hay que tener ganas”, enfatizó.

Por su parte, el Cabo Primero (B) Víctor Mariño, de la División de Materiales Peligrosos – Estación Ivic, agregó que las nuevas tendencias para atención oportuna de incendios son “diferentes a las que conocemos, las anteriores eran muy rudimentarias y había pocas. Ahorita todo ha mejorado, porque minimizas el traslado de material hacia un punto, haciendo que sea más fácil y ergonómico para nosotros de modo que evitamos lesiones”.

 photo 43 bomberos se entrenaron. Foto Cortesia IVIC.jpg

Peligros en potencia

Un total de 45 hombres conforman la División de Materiales Peligrosos del Cuerpo de Bomberos del Estado Miranda ubicada en el Ivic, de los cuales 5 ejercen funciones administrativas. El resto distribuye sus obligaciones en jornadas de 24 por 48 (un día de trabajo y dos de descanso). “No es fácil conseguir personal debido a la capacitación especializada que se requiere. Todas las áreas del quehacer bomberil tienen sus riesgos; sin embargo, en nuestro campo son potenciales”, señaló el Teniente (B) Alber Brito, jefe de dicha dependencia.

Se consideran materiales peligrosos a las sustancias o elementos sólidos, líquidos y gaseosos capaces de ocasionar daños a los individuos y el entorno debido a su volumen o composición, bien sea durante el proceso de extracción, fabricación, almacenamiento, transporte y uso. La Organización de las Naciones Unidas (ONU) agrupa a los materiales peligrosos en nueve clases: explosivos, gases, líquidos inflamables, oxidantes y peróxidos orgánicos, venenosos e infecciosos, radiactivos, corrosivos y otros no clasificados.

normascovenin

En Venezuela, existen la Norma Covenin 3060:2002. Clasificación, símbolos y dimensiones de señales de identificación y la Norma Covenin 3061:2020. Guía para el Adiestramiento de personas que manejan y/o transportan materiales peligrosos donde se recogen las recomendaciones internacionales y se adaptan al contexto nacional.

“Es un complejo holístico de conocimientos que se debe adquirir para desarrollar una prestancia de alta competencia y al transcurrir los años eso va dando sus frutos. Las personas que componen la División están capacitados por su actitud y su preparación. Muchos son profesionales en Química, Informática, Ingeniería, Comunicación Social y otras carreras. Podemos decir que el Ivic tiene garantías en ellos, disciplinados, místicos y abnegados para cumplir con su misión”, concluyó el Teniente (B) Alber Brito.

Cabe destacar que la División de Materiales Peligrosos coordina sus operaciones con la Oficina de Salud y Seguridad Laboral del Ivic, a cargo de la Dra. Linda Mora.

Fuente: Vanessa Ortiz Piñango, Prensa IVIC

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here