Estudiar partículas visibles solo a través de microscopios especializados para desarrollar aplicaciones que promuevan el bienestar social, de forma ética y sustentable, es el reto planteado por quienes se dedican a la investigación de la nanociencia. Profesionales y estudiantes de esta disciplina se dieron cita en el foro NanoSUR 2014 para evaluar la relevancia de los avances en nanociencia y nanotecnología, debatir las regulaciones en la generación de sus productos y fomentar la cooperación científica.

“La nanotecnología es un conocimiento con el que se pueden abordar problemáticas del sector productivo y social, de modo que es fundamental mantener un enfoque sostenible que permita usar a la ciencia en función de mejorar la calidad de vida de los venezolanos”, afirmó el presidente del Oncti, Anwar Hasmy.

 photo Eleventoserealizadesdeel27al31deoctubreFotoMarie3010Fuzeau.jpg

El encuentro se realizó a finales del mes de octubre en el Hotel Gran Meliá Caracas, ubicado en Caracas. La organización estuvo a cargo del Ministerio del Poder Popular para Educación Universitaria, Ciencia y Tecnología (Mppeuct), el Observatorio Nacional de Ciencia, Tecnología e Innovación (Oncti), el Instituto Venezolano de Investigaciones Científicas (Ivic) y la Red Venezolana de Nanotecnología (RedVnano).

La revisión de las reglamentaciones vigentes y consensuadas en torno al empleo de la nanociencia y la nanotecnología contribuyen a la práctica responsable. “Al hablar de nanomateriales nos referimos a partículas en una escala tan pequeña que no son visibles a nuestros ojos, lo que aumenta las posibilidades de cometer errores con consecuencias en los resultados de los estudios”, explicó la investigadora del Ivic y directora general de la RedVnano, Gema González.

La ejecución ética de la nanociencia establece puentes entre las investigaciones realizadas en el laboratorio y sus aplicaciones a la realidad cotidiana, con la intención de fortalecer la industria nacional e impulsar la independencia tecnológica. “Por ser un país rico en recursos naturales y minerales Venezuela tiene un abanico de oportunidades para potenciar su industria y ponerla a la vanguardia en el desarrollo de nuevos materiales”, destacó Hasmy.

 photo nano.jpg

Transitar el camino de la cooperación e intercambio científica entre los países latinoamericanos y converger intereses en el área de la nanociencia y nanotecnología favorecen el avance de la región en referencia a estos estudios, según se resaltó en las sesiones del evento. De esta manera se facilita la actualización de los países latinoamericanos frente a otras naciones industrializadas que manejan ritmos más acelerados en los procesos de transferencia tecnológica para llevar un producto del laboratorio a la fábrica.

“En América Latina hemos sido principalmente consumidores de tecnología y eso ha impactado de alguna forma a nuestras economías. La intención es convertirnos en productores y que podamos trabajar juntos en ello para competir y colaborar con otros países”, apuntó el coordinador de NanoAndes, Walter Torres. Ejecutar esta labor requiere de la masa crítica capacitada, compuesta por especialistas en nanociencia y tecnólogos. Por ella, Venezuela elevó la propuesta de creación de la Comunidad NanoSur, con miras a reforzar las habilidades que permiten evaluar y trabajar en el área.

Este planteamiento fue discutido en el foro NanoSUR y auspicia la construcción de un espacio de intercambio permanente entre los países miembros y asociados al Mercado Común del Sur (Mercosur), con la finalidad de promover la formación de profesionales y la divulgación de los avances.

 photo nanorobot.jpg

En una semana el foro NanoSUR recibió a más de 90 invitados nacionales e internacionales que debatieron acerca de las aplicaciones de la nanociencia en América Latina y el Caribe. La programación del foro estuvo compuesta por el III Seminario Internacional de Nanotecnología y Sociedad de América Latina, el Taller sobre Bases para un Desarrollo Sustentable de la Nanotecnología, el Congreso Venezolano de Nanociencia y Nanotecnología – nanoVenezuela 2014 y el Concurso de Imágenes Científicas “nanoArte”.

También se realizaron charlas plenarias, mesas de trabajo, exhibición de carteles y stands, así como una jornada para promover la socialización y divulgación de estas áreas de la ciencia en comunidades educativas y espacios públicos. El evento satélite de esta edición, la IV Escuela Nanoandes Venezuela: Nanotecnología para la salud y el ambiente, se instaló el 20 de octubre en el estado Mérida.

La sesión, que se extendió hasta el 24 de octubre, contó con conferencias teóricas y prácticas dirigidas a favorecer la sinergia que impulsará el desarrollo de la nanotecnología con aplicaciones directas en el campo de la salud y la conservación del ambiente. Los cursos prácticos dictados en el marco de la IV Escuela Nanoandes fueron dirigidos por profesionales de México, Argentina, Ecuador y Venezuela.

Fuente: Mariel Cabrujas M. / Prensa IVIC

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here