El cometa ISON “está vivo y brillando dramáticamente”, según una actualización en la página observación del cometa ISON de la NASA realizado hace pocas horas. El pronóstico “un tanto optimista” se hizo un día después de que el Sol pareciera haber cocinado el núcleo del -cercanamente observado- cometa.

Hay altas esperanzas de que el cometa ISON sobreviva su encuentro cercano con el Sol, rozando a más de un millón de kilómetros su superficie, y emergiendo para crear un gran espectáculo en el cielo. Incluso podría ser visible para el ojo desnudo, lo que significa que todos serían capaces de verlo, no solo quienes usen telescopios.

El futuro de Ison

Ison puede enfrentar tres escenarios diferentes, según informó Matthew Knight, del Observatorio Lowell de Arizona, Estados Unidos, a la BBC, quien ha venido observando al cometa durante el último año:

Desintegración

Podría acabar como el cometa Lovejoy, que rodeó al sol en 2011. La gravedad del astro atrajo un lado del núcleo del cometa más que otro, y lo dividió. Cuando Lovejor emergió de la corona solar, explotó. ¿Podría ocurrirle a Ison? Depende de su tamaño. Un núcleo de menos de 2 km corre un riesgo enorme. Los astrónomos estiman que el de Ison es de casi exactamente 2 km, así que está justo en el límite.

 photo cometaison7.jpg

Pérdida de la cola, brillo y masa

Podría comportarse como el cometa Encke, también conocido como Matusalén por su avanzada edad cometaria (105 años), que ha orbitado alrededor del Sol unas 70 veces desde que fuera observado por primera vez en el siglo XVIII. Este cometa ya no tiene cola, y ha perdido rápidamente su masa y se está apagando. Los científicos creen que para 2050-2060 dejará de ser cometa para convertirse en un simple asteroide. Aunque Ison se acercará al Sol sólo una vez, Knight cree que podría sufrir el mismo destino.

Supervivencia

Hay un tercer escenario posible –el que mucha gente espera– y es que ocurra lo que mismo que con el cometa Ikeya Seki en 1965. Cuando éste atravesó la corona solar, el calor incendió los gases en su núcleo profundo y unos días después emergió de la capa externa del Sol con una inmensa cola detrás. Millones de personas observaron maravilladas el gran espectáculo.

 photo cometaison5.jpg

Bajo observación

Los destellos del Sol han bloqueado la mayoría de las observaciones desde el suelo  hasta ahora, pero la NASA, tiene una flota de naves espaciales vigilando las zambullidas de ISON . Dos telescopios espaciales grabaron imágenes del cometa después de que empezará a parecer que se desmoronaba. El satélite STEREO de la NASA y después la nave ESA/NASA SOHO vislumbraron a ISON.

Las imágenes indican que ISON está en su curso y “fue visto brillar… una razonable cola de brillo pudo haberse desarrollado mientras el cometa reapareció”, dijo Padma Yanamandra Fisher de la campaña observadora.

A pesar de la actualización optimista, los miembros del equipo de observación dicen no estar seguros de si el núcleo está intacto o de si ISON sobrevivirá al perihelio, su encuentro más cercano con el Sol. En conclusión, los expertos “no saben si ISON sobrevivirá” y no lo sabrán hasta que se evapore o emerja de los destellos del Sol.

 photo cometaison6.jpg

Esperanzas y dudas

“Soy cautamente optimista de que el cometa sobrevivirá al perihelio”, dijo Padma Yanamandra. Las observaciones del martes hechas por otro satélite, el Solar Dynamic Observatory, pueden darnos la respuesta, dijo.

Los cometas son esferas gigantes de gases helados, rocas y polvo que pueden tener varios metros de diámetro. Cuando pasan cerca del Sol, se calientan y arrojan gas y tierra, creando colas que pueden tener extensiones de miles de kilómetros. La mayoría de los cometas están en la parte exterior de nuestro sistema solar. Cuando se acercan lo suficiente para ser visibles por nosotros, los científicos los estudian para encontrar huellas sobre cómo se forma nuestro sistema solar.

ISON fue descubierto en septiembre del 2012 por los astrónomos Vitali Nevski y Artyom Noviochonok usando un telescopio cercano a Kislovodsk, Rusia, que es parte de la red Internacional Cientifica Optica (ISON).  El cometa que oficialmente fue nombrado C/2012 S, se localizaba a 585 millones de millas en ese momento. Su asombrosa travesía a través del Sistema Solar ha sido narrada por astrónomos amateurs y por telescopios creados por la NASA. Si sobrevive, el cometa ISON tendrá su aproximación más cercana a la Tierra en diciembre 26.

Fuente: CNN México, BBC Mundo, NASA, Agencias.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here