Científicos estadounidenses detectaron un extraordinario nivel de conservación en la información genética de una especie de árbol floral oriundo del este de Estados Unidos.

Según la revista BMC Biology, la información genética en el tulípero (Liriodendron tulipifera) ha variado muy poco desde que los dinosaurios caminaban sobre la tierra.

liriodendron_tulipifera3

Genes perdidos durante 200 millones de años

Investigadores de las universidades de Indiana y Arkansas valoraron esa especie como fósil molecular, pues el cambio en su genoma es unas dos mil veces más lento que el de los humanos. Tras hacer la secuencia del genoma mitocondrial de la planta, los especialistas descubrieron que las mutaciones silenciosas del árbol era una de las más lentas hasta ahora vistas.

También encontraron muchos de los genes perdidos durante los 200 millones de años de la evolución de las plantas con flores (angiospermas), lo cual modifica las teorías que tenían con respecto a dicha evolución.

“Este genoma fosilizado ofrece importantes pistas sobre cómo funcionaban las mitocondrias de las plantas con flores en la época de los dinosaurios”, declaró Ian Small, profesor de la Universidad del Occidente de Australia.

liriodendron_tulipifera2

Viaje en el tiempo

Resaltó, además, la importancia de esta investigación declarándola “una ventana al pasado extremadamente útil”, pues debido a las vastas variaciones de la información genética de los angiospermas, era muy difícil desenredar sus historias evolutivas.

El Liriodendron tulipifera es considerado uno de los árboles nativos más altos de la región, generalmente florece a mediados de verano, la forma de sus hojas se asemeja a las huellas de los dinosaurios y su madera es resistente a las termitas.

Fuente: Prensa Latina, Agencias

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here